Fortalezcamos nuestro servicio hacia la familia, hacia nuestros niños y niñas


Jueves 11 de Mayo de 2017 | Comunicaciones ACYM

"...Dejen que los niños vengan a mí y no se lo impidan..." (Marcos 10.13)"


Fortalezcamos nuestro servicio hacia la familia, hacia nuestros niños y niñas

Desde hace un tiempo se vive una crisis en relación al trato de los niños y niñas en nuestro país, lo que de alguna forma se ve reflejado en la crisis del SENAME, pero que es mucho mas que aquello: trabajo infantil, redes de prostitución, acceso a la educación, violencia familiar y una larga lista similar a lo mencionado.

El gobierno y el estado en general, está tomando cartas en este asunto, que se ve reflejado en el documento que pueden ver en la siguiente dirección electrónica: ver documento

Sin duda que podemos tener opiniones a favor de muchas de estos temas y no compartir otros que se mencionan en este proyecto de ley. Lo que es real, es que hay una situación que debemos atender como iglesia igualmente y que tiene que ver con varias cosas:

  1. Privilegiar la atención a los niños y niñas que acuden a nuestras iglesias (sin embargo hay iglesias que han suspendido las escuelas dominicales). Poner an servicio hacia ellos y ellas a los mejores elementos de que dispongamos en nuestras comunidades.
  2. Mirar más allá de nuestra iglesia, hacia los niños y niñas de nuestra comuna donde la iglesia está inserta, creando programas de atención y ayuda.
  3. Hacer formación para los padres y madres, que en medio de tanta confusión actual, muchas veces no saben como conducirse en medio de lo que se vive
  4. Desarrollar un fuerte programa de educación cristiana integral, que abarque los diferentes aspectos de la vida de los niños y niñas, y no solo enfocado en las verdades doctrinales.

Estoy muy preocupado por lo que sucede con nuestros niños y niñas, nuestros nietos y nietas y creo que la iglesia debe movilizarse en ayudar en esta gran necesidad que enfrentamos hoy. Las nuevas leyes traen elementos que desde la perspectiva de la iglesia favorecen, pero también otros en los cuales no podemos estar de acuerdo, sin embargo, los principios de la Palabra de Dios, para la organización de la familia son los que traen verdadero refrigerio a la situación actual.

De igual manera se necesita ayudar y re orientar a quienes ya están viviendo en la crisis de familia que hoy esta en marcha. Así seremos también una iglesia pertinente a los tiempos que hoy vivimos. Por esta razón les escribo desde el corazón, para que fortalezcamos nuestro servicio hacia la familia, hacia nuestros niños y niñas; y si por algún motivo esto ha quedado de lado, valoremos nuevamente la trascendencia que esto tiene en el Chile de hoy.

Que Dios les de sabiduría en cada contexto donde están sirviendo y desde allí nos levantemos para servir a la generación actual. "...Dejen que los niños vengan a mi y no se lo impidan..." (Marcos 10.13)


Bendiciones,

Felipe Fierro Bastías
Presidente Nacional ACyM

Fotografía tomada de http://juan116.org



Ver noticias publicadas