Celebramos el mes de la Biblia


Miercoles 20 de Septiembre 2017 | Comunicaciones ACYM

El cielo y la tierra pasarán, mas mis palabras no pasarán. Mateo 24:35


Celebramos el mes de la biblia

El 26 de septiembre de 1569, se concluyó la impresión de la Biblia en español llamada la "Biblia del Oso", traducida por Casiodoro de Reina, en Basilea, Suiza. Esta traducción, que posteriormente fue revisada por Cipriano de Valera en 1602, dio origen a la famosa versión "Reina Valera".

La Biblia del Oso fue la primera traducción completa en español, traducida desde los idiomas de los manuscritos más antiguos (hebreo, griego, arameo). En esto podemos ver, como la relación Biblia-misión-traducción ha dignificado a las culturas, llevando el Evangelio y permitiendo que en cada lengua sea oído este mensaje, tal como lo dice el teólogo peruano Samuel Escobar:

"El proceso misionero asociado a la traducción de la Biblia ha relativizado a toda cultura al no privilegiar a ninguna como lengua sagrada para la expresión de su mensaje divino. Así la lengua y la cultura de los primeros misioneros que anunciaron el Evangelio no fueron absolutizadas sino relativizadas, y la misión cristiana se lleva a cabo en un estilo que pone a todas las culturas al mismo nivel a los ojos de Dios. Al mismo tiempo se ha dignificado a toda cultura al considerar que toda lengua puede ser vehículo de dicho mensaje divino. Esto explica el tremendo impacto cultural del mensaje bíblico, ya que la traductibilidad del mensaje también ha dignificado a todas las culturas que ha tocado. De esta manera, un cashibo o un aguaruna de la selva del Perú, puede decir "Dios habla mi lengua", como también lo decimos quienes leemos la Biblia en castellano, inglés, catalán o francés. Esta relativización y dignificación de las lenguas nos permite observar el efecto positivo de la traducción bíblica que enriquece la dignidad humana."

Nuestro Seminario Teológico Aliancista cuenta con una extraordinaria colección de Biblias, en diversas versiones e idiomas, que constantemente se está exponiendo en distintos lugares y, con ello, dando testimonio de este proceso: la Palabra de Dios traducida a las distintas lenguas e idiomas, tanto del pasado como del presente.

Escrito por Seminario Teologico Aliancista





Ver noticias publicadas