Promesa de Fe 2018


Martes 31 de Octubre de 2017 | Comunicaciones ACYM



Hace un par de semanas pudimos compartir como familia Aliancista en el tercer Congreso Misionero Latinoamericano realizado en Chile. En esta oportunidad fuimos desafiados como familia de fe, a mirar la misión ​ de Dios como una prioridad en nuestras vidas, entendiendo que esta misión incluye juntamente el mandato redentor y el mandato cultural en nuestra realidad y contexto diario, que nace desde Las Escrituras en el libro de ​Génesis. E​sta misión implica "alcanzar frutos de buenas obras, sentido de logro, descubrir, conquistar, colonizar, llenar espacios donde algo falta, dominar leyes físicas, encarnar el carácter creador de Dios​, p​orque ​finalmente "somos parte del trabajo de ​Dios en el mundo".

​ La Confraternidad Mundial de la Alianza (AWF) ha fijado su mirada con esfuerzos comunes a la Sexta Región (Ventana 10/40) es allí donde más del 95% de la gente no es aún alcanzada por el evangelio. Anhelamos el regreso de Cristo, ​sin embargo, todos sabemos lo que debe suceder antes de su venida, es por eso que mientras tanto, seguimos adelante con la predicación del evangelio para que todo el mundo escuche este mensaje de esperanza y muchos vengan a Cristo.

En nuestra realidad como ACyM Chile, siendo parte de la iglesia de Cristo y Reino de Dios, nos hemos desafiado a unirnos en esta esperanza redentora hasta lo último de la tierra. Dios en estos últimos meses y particularmente este último año, nos ha sorprendido levantando a muchos hombres y mujeres que han respondido al llamado de Dios y que actualmente están en los respectivos procesos para pronto ser enviados al campo misionero a sumarse a los que actualmente ya lo están haciendo y a quienes fielmente ustedes sostienen.

Es por esto, que el milagro que Dios nos ha regalado de manera sorprendente es nuestra firme convicción que "Unidos hacemos la Promesa de Fe" la que nos permite en parte decir: ​"​Señor, ​esta es Tu Misión y nosotros por misericordia somos ​parte de ella"​.

Gracias a cada uno de ustedes por unirse al sueño de Dios de llevar esperanza en Cristo a los corazones que aún viven en oscuridad.

Un abrazo fraterno en Cristo,​
Jorge Barra
DNM

Ver noticias publicadas