Concluye proceso de formación Paradosis después de tres años de trabajo


Jueves 04 de Mayo de 2017 | Comunicaciones ACYM

"Este proceso comenzó en 2015, contempló jornadas de capacitación a nivel de iglesia local y distrital, un diplomado dictado por el Seminario Teológico Aliancista y tres jornadas anuales a nivel nacional."


Concluye proceso de formación Paradosis después de tres años de trabajo Una intensa jornada vivieron pastores y líderes de la iglesia nacional en la capacitación PARADOSIS realizada en Paine los días 29 y 30 de abril. Hasta la provincia de Maipo llegaron alrededor de 200 personas, a la tercera y última capacitación Nacional de este proceso de formación que comenzó el año 2015 y que concluyó este año 2017, cerrando así un ciclo que contempló capacitaciones a nivel de iglesia local y distrital, un diplomado en el Seminario Teológico Aliancista y tres encuentros a nivel nacional.

Las jornadas de capacitación nacional fueron presididas por el pastor y conferencista Félix Ortiz, quien ha trabajado en la formación y desarrollo de líderes tanto en España, como en Europa y numerosos países de América. Es, además, autor de numerosos libros relacionados con la formación de líderes y el trabajo juvenil, entre ellos destaca, Raíces, la pastoral juvenil en profundidad, libro que ha equipado a miles de jóvenes para el trabajo en la pastoral juvenil. En la oportunidad, el expositor Felix Ortiz hizo un resumen de lo que fue la capacitación por cada año.

Una pastoral para la juventud conforme al modelo de Jesús

El primer año trabajaron la importancia de hacer una pastoral para la juventud conforme al modelo de Jesús. El término "pastoral de la juventud" se entiende como la tarea de acompañamiento de la iglesia con los adolescentes y jóvenes. Su propósito es que los jóvenes y adolescentes conozcan a Jesús, se transformen en personas maduras en Cristo, que vivan y piensen como Él, que manifiesten sus actitudes y comportamiento en relación con Dios, con ellos mismos, con los demás y el mundo que los rodea, siendo agentes de restauración.

Se basaron en tres ejes principales, el primero de ellos es la importancia de hacer un ministerio con la juventud basado en principios, y no en métodos, pues estos últimos dependen del contexto de cada iglesia, no así los principios, que están establecidos por la Palabra de Dios. Además aprendieron sobre la necesidad de que las actividades realizadas habitualmente contribuyan al proceso de que Jesús sea formado en la vida de los jóvenes. Por último, vieron que Jesús es el modelo y referente de la pastoral, el trabajo que Jesús llevó a cabo con sus 12 discípulos es el modelo a seguir. Es en su trabajo formando aquel pequeño grupo de hombres donde encontramos la principios universales aplicables a nuestro ministerio pastoral con la juventud.

Concluye proceso de formación Paradosis después de tres años de trabajo
Somos parte de la gran historia de Dios

El segundo año el énfasis fue en la gran historia de Dios, nuestras pequeñas vidas forman parte en la gran historia de Dios, una historia de redención, salvación y restauración. Dios nos llama a cada uno de nosotros a que nos unamos a esta historia, y de esta manera, a través de la vida cotidiana, estemos llevando a cabo la misión de Dios y colaborando con él para contribuir a que este mundo sea aquello que él pensó desde el principio. Llevamos a cabo esta misión, tal como lo hizo Jesús, a través de la proclamación y demostración del Evangelio.

La importancia de la mayordomía personal

El tercer año, trabajaron la importancia de la mayordomía personal, enfatizando que aquel que no tiene la capacidad de liderar su propia vida, no puede liderar a otros. Dios nos ha dado una serie de recursos, pero el más importante es nuestra propia vida, si somos buenos mayordomos con nuestra vida, podremos ayudar a otros a que puedan alcanzar su mejor potencial.

Cabe señalar que este proyecto, se enmarca dentro del Plan Nacional 2013 – 2023 y contó con el respaldo de Junta General, Junta Ejecutiva y los Comités de Distrito en pleno. En cada una de estas etapas, los participantes no solamente fueron capacitados y equipados, sino que reflexionaron en comunidad como iglesia local, distrital y nacional en torno a la pastoral con la juventud, para reconocer el camino que el Señor nos traza en el servicio a la siguiente generación y la transmisión del evangelio en el tiempo que nos toca vivir. Siempre cimentados en la Palabra de Dios, guiados por Su Espíritu y dependiendo de la gracia en Cristo nuestro Señor y Salvador.

Ver galería de fotos




Ver noticias publicadas