Una Iglesia, Una Misión


Martes 14 de Marzo de 2017 | Comunicaciones ACYM


"La iglesia es su Cuerpo, la plenitud de Aquel que todo lo llena" Ef.1:23


Frente a esta realidad teológica, es importante comprender la importancia de la Missio Dei como parte del Pueblo de Dios en esta comunidad misionera de la cual somos parte y en la cual estamos fundamentados en las Escrituras, la historia y la misionología.
La Iglesia Local es el agente de la misión cristiana en el mundo, pero no la realidad última, que es el Reino; pero fundamental en el plan de Dios para redimir a la humanidad, y de ahí la necesidad de valorar su existencia y su inserción en lo que Dios está llevando a cabo en el mundo y como cada miembro de ella, se debe a Su misión, de la cual es privilegio y responsabilidad el participar.

Cuando el Pastor Alberto Benjamín Simpson comienza una fraternidad de creyentes con el propósito de vivir el evangelio hasta lo último de la tierra, es traspasado por el anhelo profundo de que Cristo sea el único protagonista, como él lo expresa en el siguiente párrafo:

"Alrededor de seis años atrás, fue claro para mí que si este trabajo iba a ser permanente y de gran alcance, debía dejar de ser mi trabajo personal y ser organizado en una forma simple como una asociación de cristianos donde todos los que tuvieran estos principios comunes pudieran unirse en un testimonio y fraternidad común; y entonces el trabajo llego a ser impersonal y tan completamente el trabajo de Cristo, y Cristo sólo, que no dependía de agencia humana, redundando así en la mayor medida para su Gloria. Con esto en vista, la Alianza Cristiana fue formada en el otoño de 1887". (Simpson 1893).

Además el Pr. Simpson expresa algo muy interesante y oportuno a nuestra realidad como ACyM, que por cierto no debemos olvidar, dice así:

"Esta es la política que la Alianza está impulsando: Guiar a sus miembros a involucrarse en formas de servicio cristiano, conectado con misiones locales y las iglesias a la cuales ellos pertenecen; y mientras la fuerza de nuestra organización está enfocándose a la evangelización foránea y los campos más abandonados del evangelio en el mundo, nuestro trabajo en casa está enfocándose directamente en la promoción de una vida espiritual más profunda entre cristianos, con la intención de inspirar un trabajo agresivo de salvación por los perdidos en casa, y esfuerzos más apasionados por la evangelización del mundo más allá de nuestras fronteras". A.B. Simpson 1893

Departamento Nacional de Misiones




Ver noticias publicadas